¿Biofilia? Nosotros decimos ¡sí!
La Biofilia es, en términos de arquitectura y diseño de interiores, una tendencia que combina vegetación, luz y componentes naturales. Busca reconectarnos con el medioambiente y el ecosistema incluyendo estos elementos en la decoración de nuestros hogares o espacios de trabajo. Para lograrlo, se emplean plantas, papeles pintados con estampados naturales, colores neutros, elementos de madera o piedra y materiales y procesos sostenibles en su desarrollo.

La Biofilia es, en términos de arquitectura y diseño de interiores, una tendencia que combina vegetación, luz y componentes naturales.

Busca reconectarnos con el medioambiente y el ecosistema incluyendo estos elementos en la decoración de nuestros hogares o espacios de trabajo. Para lograrlo, se emplean plantas, papeles pintados con estampados naturales, colores neutros, elementos de madera o piedra y materiales y procesos sostenibles en su desarrollo.

 

1. Plantas.

Incluir plantas naturales en la decoración de espacios carga el ambiente de positividad, ayuda a relajarnos e incluso a regular la temperatura de las estancias. Tienes multitud de opciones en función de tus necesidades: para espacios con poca luz puedes optar por helechos, sansevieras, photos o zamioculas. Si por el contrario, la estancia que quieres decorar está cargada de luz natural, apuesta por plantas de mayor tamaño como los ficus, sterlicias o kentias. Si quieres ir más allá y tienes un espacio que te lo permita, apuesta por un jardín interior combinando plantas de suelo, de mesa y colgantes, crearás un ambiente único lleno de frescura.

2. Papeles pintados con estampados naturales.

Lo más explícito serían papeles en los que aparezca algún elemento natural como plantas, hojas, ramas, pájaros… pero no debemos olvidarnos del papel que simula la piedra, las vetas de la madera, la cerámica, el cemento…

3. Colores neutros.

Los colores beige, marrón, terracota, tonos cobrizos o arena, son tonalidades que nos reconectan con la naturaleza. Hasta hace unos años, solíamos vincular estas gamas cromáticas a decoraciones clásicas, sin embargo, han demostrado que se adaptan perfectamente a cualquier ambiente y estilo.

4. Elementos como la madera, la piedra, el mimbre o el lino.

El material que, por excelencia, asociamos a la naturaleza es la madera. Aporta calidez y funciona muy bien con los colores neutros. Pero si la madera no te gusta o no combina con el ambiente que estás pensando reformar o decorar, existen otros materiales como la piedra, el yute, el lino… que puedes usar y que tendrán el mismo efecto.

5. Materiales y procesos sostenibles.

No solo es importante que la decoración de un espacio nos recuerde al mundo natural, también es fundamental que cuide el medio ambiente. Por eso, cada vez está más en auge la utilización de procesos y materiales sostenibles. Podemos usar arcillas naturales para revestimientos de paredes en interior, plásticos reciclados para crear mobiliario de diseño, madera reciclada…

Además, está demostrado según el estudio de Human Spaces sobre el Impacto Mundial del Diseño Biofílico en el Lugar de Trabajo, que los trabajadores en oficinas con elementos naturales como la vegetación e iluminación natural:

  • Son un 15% más creativos.
  • Son un 6% más productivos.
  • Reportan un 15% más de bienestar.

Pero eso no es todo, hay evidencias científicas que prueban que rodearnos de elementos relacionados con la naturaleza mejora nuestra salud mental, reduce la hormona del estrés, facilita un sueño mejor y hace a las personas más amables.

Así que, si tenías alguna duda, queda resuelta, la Biofilia será tu mejor aliada en términos de arquitectura y diseño.

Revestimientos: El gran recurso en decoración

Los revestimientos de paredes son un elemento que va más allá del carácter decorativo que podemos aportar a nuestras paredes. Es más que unos colores de moda o dar un toque diferente: Los revestimientos son el gran recurso de los amantes de la decoración

Leer más »