El estilo balear: La magia del archipiélago balear en arquitectura
el estilo balear
El estilo balear acude a la arquitectura tradicional de las islas para crear espacios que nos inspiran la magia del archipiélago mediterráneo.

El estilo balear acude a la arquitectura tradicional de las islas para crear espacios que nos inspiran la magia del archipiélago mediterráneo.

La arena blanca, la tierra rojiza, las arboledas de olivos, el mar turquesa, los atardeceres con sabor a sal… Descubre, con Asento, el estilo balear, un tipo de arquitectura humanizada que trae las sensaciones de las islas baleares a los espacios construidos por el ser humano. 

¿De dónde surge el estilo balear?

Para entender este movimiento, debemos acudir a los orígenes de la arquitectura en las islas. Se debe a que es una expresión cuya esencia es tradicional, utilizando los rasgos antiguos del alma del archipiélago balear. 

El origen se data a los fenicios, pueblo que utilizaba construcciones sencillas y funcionales para su vida en las islas. Recurrían a formas cúbicas para ello, acostumbrando a utilizar arcos en las estructuras interiores y materiales naturales que se pueden encontrar en la zona. 

Por lo tanto, se crea una práctica donde la principal fuente de inspiración es la rica naturaleza de las costas mediterráneas. Como hacía el pueblo fenicio, se utilizan materiales autóctonos como maderas de algarrobo y sabina ibicenca. Además de la madera, las piedras también son protagonistas. 

El estilo balear se encuentra en plena tendencia, no solo con sus elementos tradicionales sino añadiendo pinceladas frescas de la arquitectura del presente.

Existe otro rasgo que le da forma a esta tendencia decorativa, y se trata de la influencia de la arquitectura en los años 60 y 70. Décadas en las que el archipiélago mediterráneo toma influencia de arquitectos como Sert.

Josep Lluís Sert fue un arquitecto español nacido en Barcelona, quien también destacó en los Estados Unidos tras exiliarse debido al franquismo. 

“Sert fue el ejemplo glorioso y trágico del optimismo radical de las vanguardias, así como de la corta e intensa historia de la arquitectura moderna de España” 

María del Mar Arnús, autora de la biografía ‘Ser(t) arquitecto’.

La relación entre Sert e Ibiza: Origen de una influencia del estilo balear

En los años 20, Sert encontró, en Ibiza, a los dos amores de su vida: su mujer y la arquitectura tradicional de la isla.

Sert observó las antiquísimas construcciones cúbicas  de la isla, serenas, ascéticas y racionales. El joven arquitecto encontró la inspiración en las islas baleares, aprendiendo cómo esta arquitectura fusiona ser humano y naturaleza. 

“La arquitectura ibicenca es una arquitectura sin estilo y sin arquitectos. Unas construcciones geométricas sencillas, puramente utilitarias, de una dignidad ejemplar, un reposo para los ojos y para el espíritu … todos sus elementos tienen la medida justa, la medida humana” escribía Sert en 1934.

Esta influencia se plasmó en todos los proyectos de su carrera.

En la actualidad, el estilo balear bebe de las obras del arquitecto vanguardista, cerrando un círculo de retroalimentación entre la isla y la figura de Sert, entre la tradición y la modernidad.

Obra de Sert, realizada en los años 60. Urbanización Can Pep Simó, en Punta Marinet (Ibiza). Sus colores naturales y estética tradicional consiguen que el complejo se integre en el entorno de la isla, mientras sus formas mantienen el carácter de vanguardia y el espíritu fenicio en la estructura.

La fórmula del carácter Balear: Manual de Asento

A continuación, repasamos los elementos que componen este gran movimiento. Las claves que la conforman y que consiguen evocar el espíritu de las islas.

  1. Materiales de las islas. Son autóctonos, neutros y tradicionales. Resulta clave en la composición de este estilo utilizar materiales naturales para conseguir un efecto de integración de la naturaleza mediterránea en el espacio, fundiéndose el mismo con ella. Con los materiales como madera de árboles autóctonos, piedras o fibras naturales se logra este efecto, además de así conservar la esencia tradicional de las islas.
  1. Colores naturales. Uso de una paleta de color de tonos cálidos y claros. Es esencial para que esta expresión nos evoque verano, sol y sal, para sentir la calidez del mediterráneo en un espacio acogedor.

Los colores a utilizar son naturales, con continuidad y armónicos. En ocasiones, en algunos sutiles y exquisitos detalles, se puede utilizar la gama de colores confeccionadas en el tradicional tejido ikat mallorquín. 

  1. Espacio abierto. El carácter del espacio, en especial en los puntos neurálgicos, que acostumbran a encontrarse abiertos y homogéneos, busca evocar una sensación de patio.

    La sensación de patio o porche también se realza con el uso de techo de cañizo.
  1. Protagonismo de luz natural. Resulta un punto absolutamente clave. En todo momento, el objetivo es potenciar la entrada de luz natural. A menudo orientando la estructura hacia el sur, repartiendo los espacios conforme la luz se filtre con fácil acceso y bañe todas las estancias. El uso de colores claros ayuda a este protagonismo.

    Otro recurso es una estrategia de colocación de espejos. Los espejos potencian la luz natural y amplían los espacios.

    Las amplias ventanas utilizadas por el movimiento balear son de balcón, con palilleria de madera, en arco y se extienden hasta el suelo.
  1. Integración de la naturaleza en el espacio. No solo se consigue con los colores y el uso de materiales autóctonos, también se logra este efecto con un alto uso de vegetación.

    La vegetación en los espacios de baleares es frondosa, formando parte del espacio.
  1. Arquitectura tradicional. Algunas características para lograr este resultado son el uso de acabados con sensación de no encontrarse acabados, imperfectos y naturales. Además, otros elementos en común son entradas de arco, chimeneas de madera, tallados de madera, paredes estucadas, uso de arenisca, piedras y madera en la estructura.
  1. Detalles de la cultura tradicional de Baleares. Como elementos decorativos, para colocar la guinda sobre el pastel y que la creación lo lleve a su máxima expresión, se utilizan detalles de la cultura tradicional del archipiélago.

Pueden ser platos tradicionales en las paredes, puertas mallorquinas, sombreros tradicionales de la isla, detalles de cerámica y artesanía, celosías de barro cocido, algún detalle en nuestro espacio como rasillas recicladas de algún antiguo edificio de las Baleares o el uso de cerámica esmaltada.

  1. Efecto sofisticado con el uso de elementos sencillos. Manteniendo fidelidad a la línea natural de las islas y la sensación de patio, se acostumbran a utilizar elementos como ratán, lino, trenzados de caña o mimbre.

el estilo balear

Para lograr el efecto se utiliza mobiliario natural, que despide una sensación de hospitalidad y frescura al ser elementos cotidianos que no evocan el lujo extremo, sino la calidez de la cultura mediterránea. 

  1. Fusión de tradición y modernidad. Siguiendo la línea de Asento, los espacios creados con este procedimiento transmiten sensación de tendencia y modernidad. Elementos de vanguardia utilizados con carácter aportan una sensación de calidad, como el uso de muebles incorporados que emergen de las paredes y suelos. Resulta conveniente recurrir a detalles en negro mate, como grifos, o a otros toques modernos que contrasten con arcos de arenisca de cientos de años, si son reales, o con los fielmente recreados.
  1. Humanización de los espacios. Donde el diseño es práctico para el uso de las personas sin sacrificar el diseño. Prima la practicidad sobre obras puramente estéticas pensadas para el ojo del público, en vez de para su uso. Con esto se consigue un carácter hogareño

Sinteticemos lo aprendido del movimiento arquitectónico balear

El estilo balear nos trae la tradición de la isla a la actualidad con el uso tanto de elementos naturales como de toques modernos y en tendencia

Es una arquitectura que busca fundirse con el espacio, no irrumpir en él, y lo consigue alzándose con materiales autóctonos. 

Se utilizan colores cálidos, vegetación y se da protagonismo a la luz natural, evocando los paisajes del archipiélago. 

Un espacio compuesto por el estilo balear emite una sinfonía que invita a disfrutar con calma, a la vida contemplativa y pausada, y nos envuelve de una sensación de hospitalidad. 

Si quieres saber más sobre movimientos en  tendencia y otras áreas de la arquitectura, diseño e interiorismo, visita el blog de nuestra web, donde siempre te mantenemos al día con las novedades del sector. 

Recuerda que en Asento te proponemos el mejor equipamiento y decoración para que tus estancias logren su mejor versión posible.

4 formas de iluminar tu terraza

4 formas de iluminar tu terraza

La ambientación de exteriores en un negocio hostelero necesita fórmulas que vayan más allá de la elección del mobiliario. Encuentra con estas 4 formas de iluminar tu terraza un nuevo brillo para tu establecimiento.

Leer más »